12 de Agosto de 2009 – Miri – Cuevas de Niah

De buena mañana vino un tipo, con un coche particular, que era el que nos iba a llevar a las cuevas. Subimos una chica austriaca y nosotros. El coche tenía algún que otro fallo eléctrico: los seguros de las puertas se subían y bajaban continuamente con su «click-clack» correspondiente; además se oía el testigo de las luces de emergencia durante todo el trayecto de sólo una hora y media.

Una vez en Niah, nos registramos en la entrada del parque y nos fuimos caminando por unas pasarelas hasta la entrada de las cuevas.
Por el camino vemos mucha vegetación, varios insectos extraños y aves de colores. A estas últimas no las pudimos fotografiar porque no se pararon para posar, jeje.


Camino a las cuevas


Bicho pelusilla


La Gran Cueva, que es la primera del camino, es enorme. La entrada mide 250m de ancho y tiene 60m de altura máxima. Se ven muchas estalactitas/estalagmitas, murciélagos y pértigas de bambú que utilizan los lugareños para recoger los nidos de vencejos (los utilizan para hacer sopa de nido de pájaro).


La Gran Cueva


Luz


Murciélago durmiendo

Toda la cueva está preparada con pasarelas de tablas de madera, para facilitar el camino, y sólo se necesita una linterna, ya que hay tramos que están totalmente a oscuras.

Tras esta cueva, hay otra más pequeña llamada «Cueva Pintada» que tiene varias figuras dibujadas en las paredes.


Hacia la Cueva Pintada


Una muestra de la Cueva Pintada


Las tablas de madera están llenitas de cagaditas de pájaro y de los murciélagos. Además, hace un fuerte olor a amoníaco por el guano de los murciélagos.


Al salir de la Gran Cueva


Nos retiramos a comer y volvemos a Miri, llegando sobre las 19:30h. Aprovechamos para lavar la ropa en la lavadora-secadora de la guesthouse, para hacer el check in del vuelo de mañana e ir escribiendo el blog que iremos subiendo cuando tengamos wifi.

Para terminar el día, repetimos la cena en el «Bavaria» y, de nuevo, muy rico todo. Un local muy recomendable, a parte de la cena, por lo cuidado que está y lo amables que son los camareros.


Otra vez de cena en el Bavaria



Esta entrada fue publicada en Malasia 2009 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a 12 de Agosto de 2009 – Miri – Cuevas de Niah

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *