28 de Agosto de 2009 – Singapur

Singapur tiene como atracción importante y recomendada su zoo y el safari nocturno junto a éste. Vamos a ir a ver más animalitos.

Hay que coger el MRT y después un autobús que deja en la misma puerta. Cogemos una entrada combinada que incluye el zoo y el safari nocturno, que cuesta 32SGD=16€ cada uno.

El zoo nos está gustando mucho, esto es un no parar de hacer fotos. Los animalillos se pueden ver desde bastante cerca, incluso se te puede cruzar algún mono por el camino.

Nos pasamos la mañana y parte de la tarde pateandolo todo. Con la habilidad que nos caracteriza, hemos traído el portátil para pasar las fotos de la cámara, por si hacía falta, pero tenemos el cable en el hotel. Vamos buscando un cable usb desesperadamente y finalmente en la recepción del zoo nos dejan uno. Podemos vaciar la tarjeta de memoria, que ya estaba llena, para poder hacer más fotos en el safari nocturno.

A continuación una pequeña muestra de las 300 fotos que hemos hecho esta mañana:


Cassowary


Cebras


Chimpancé


Flamencos


Gibón de manos blancas


Lemur de cola anillada


Leones


Mandril


Murciélago


Mono narigudo


Orangutanes reunidos


Orangután macho


Orangutanito perreando


Oso polar


Siamang


Tigre blanco


Tortuga gigante


A las 18:00 cierran y vamos a esperar a que abran el safari a las 19:00. A parte de la entrada, que ya habíamos pagado, cogemos un ticket para un vehículo, con varios vagones de varios asientos, que hace un recorrido de 45 minutos por el parque. Hay algunas zonas que no se pueden ver si no coges esta opción.

Nada más abrir vamos rápidamente para ver el espectáculo “Criaturas de la noche”. Llegamos a un anfiteatro en el que hacen un show con animalillos de una media hora. Se puede ver un lobo blanco y una hiena a lo lejos, algún roedor paseando por el escenario y jugueteando por ahí, un gatito pescador y una gran serpiente. Es entretenido pero tampoco es tan espectacular como esperábamos.

Hacemos el recorrido con el cochecito, para después hacer otro andando.


Entrada al Safari Nocturno


Ardilla voladora


Fishercat


Hiena


320_noche_rinoceronte


Nos vamos del Safari Nocturno


Nos ha gustado más hacerlo andando. Realmente no merece mucho la pena pagar los 10SGD de más y es mejor recorrerlo a pie. El coche va despacito pero no se para y se ve prácticamente lo mismo, pudiendo ver a los animalitos más detenidamente. Es curioso verlos de noche aunque da mucho más de sí el zoo de por la mañana.

Nos retiramos, después de otro día de fauna, para volver a cenar en el bar de cerca del hotel y a dormir.



Esta entrada fue publicada en Malasia 2009 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.