10 de Agosto de 2009 – Parque Nacional de Bako

Hoy toca desplazarnos al Parque Nacional de Bako para dormir allí e intentar ver monos narigudos.

Nos vamos a por el autobús local número 6 que lleva a Bako (2RM c/u). El horario de salida es a las 7:00h pero llega 20 minutos después. Tardamos una hora aproximadamente y llegamos al pueblo de Bako. Aquí hay que inscribirse (10RM c/u) y coger una barquita que, en una media hora, te deja en el parque.

Antes de coger la barca nos informan de que tienen problemas en el suministro de aguas y no se pueden utilizar ni las duchas ni los wcs. Por este motivo nos dan la opción de ver la situación primero y si no nos convence no quedarnos a dormir.

Llegamos al otro lado y el barquero nos señala un Kingfisher (un pajarito de colores pescador) subido a un árbol. Está un poco lejos pero logramos hacerle una foto.


Kingfisher


Justo antes de bajar en el embarcadero, vemos el primer mono narigudo subido a uno de los troncos que emergen del manglar.


Mono narigudo en el embarcadero


Vemos la habitación que es muy sencillita y está un poco descuidada, pero decidimos quedarnos aunque estemos un día sin ducha.

Nos instalamos y nos vamos de caminata por la selva tropical. Hacemos el circuito “Jalan Lintang” de 5’8km, donde vemos algunos macacos y varias plantas carnívoras.


Monos macacos


Descansando un rato


Planta carnívora


Plantitas carnívoras


Volvemos deshidratados, con la ropa empapada y goteando de sudor. Justo al final del camino, donde empiezan las pasarelas de madera, que van desde el manglar hasta el embarcadero, vemos un mono narigudo macho desde bastante cerca y varios langures de pelo gris.


Mono narigudo macho (por si hay dudas)


Langur de pelo gris


Toca comer para reponer fuerzas. Descansamos un rato y, sobre las 16:30h, vamos a por el camino “Teluk Paku”, que lleva a una pequeña playa. A estas horas no queda mucha gente paseando y muchos no se han quedado por el tema del agua, así que estamos solos por este camino. Durante el trayecto vemos varios monos narigudos que saltan de árbol en árbol por arriba de nuestras cabezas, bajan, suben y se quedan por las alturas comiendo hojas.


Mono narigudo cogiendo hojas


¡¡¡UAAAAAAAA!!!


En las rocas de la playa


Nos volvemos para cenar alguna que otra alita de pollo fresquita y un poco de arroz de las sobras que han quedado. A estas horas ya ha cenado la mayoría, aunque no sea demasiado tarde (el horario que ponen aquí de cena es a las 18:30h y son las 20:30h).

Tras la cena decidimos ir a dar otro paseo con unas linternas a ver si encontrábamos algún bicho, pero no hemos tenido suerte. No veíamos casi nada, lo único que nos llevamos fueron los ruidos de los animales y algún murciélago que nos venía de cara y se apartaba en el último momento.

A dormir, que mañana después de comer nos vamos y hay que intentar dar otra caminata para aprovechar y ver más monitos.



Esta entrada fue publicada en Malasia 2009 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *