19 de agosto de 2008 – Kanazawa

Está lloviendo y todo cubierto de nubes. Como tenemos pensado marcharnos mañana, no tenemos más remedio que coger el paraguas y a ver Kanazawa.

Primero vamos a ver el Parque Kenrokuen (uno de los tres jardines más famosos de todo Japón). Tiene muy buena pinta, lo malo es el día que ha salido. Las fotos no van a reflejar lo bonito que podría ser en un día soleado.
Estamos un buen rato paseando y haciendo fotos.


Parque Kenrokuen (banquitos en una estructura de madera que parecía una barca).


Cascada y lago del Parque Kenrokuen.


Paseando por el Parque Kenrokuen.


Continuamos por el Parque del Castillo de Kanazawa, viendo sólo el exterior, para dirigirnos al Distrito de las Geishas. Son unas callecitas estrechas con casas de madera. No vemos ni a una geisha por aquí que nos salude o nos de un besito o algo.

Las casitas que hay se han convertido en tiendecitas de regalos o restaurantes, aunque también se pueden visitar otras para ver las habitaciones y utensilios utilizados por estas mujeres.


Distrito de las Geishas.


Interior de una casa de Geishas.


Seguimos la ruta turística y nos vamos al mercado de Omicho, en gran parte dedicado a la venta de pescado y marisco. Hay mucho marisco fresco, los cangrejos aún los ves moverse y son enormes. La gente hace grandes colas para comer en pequeños restaurantes del mercado que ofrecen sushi fresco.


Cangrejito en el mercado de Omicho.


Ahora vamos al Distrito de los Samuráis. Aquí, hace tiempo, vivieron samuráis.
Son casas con paredes de adobe, en calles estrechas. Está todo muy bien conservado y parece nuevo. Eso sí, de samuráis ni medio, casi tantos como geishas en su distrito. Es que se ha perdido lo tradicional, ¡no puede ser!


Distrito de los Samurais.


Al final del recorrido, vamos al templo Myoryu-ji (Ninja-dera). Se diseñó como escondite en caso de ataque. Tiene escondites secretos, túneles, rutas de escape, puertas camufladas, etc.
La visita es con guía (en japonés, por lo menos nos han dado un librito con explicaciones de la visita en inglés). No dejan hacer fotos y, al entrar, se tiene que dejar mochilas y cámara de fotos en una taquilla.
Nos ha gustado mucho, eso sí, ninjas aquí tampoco hay.

Al final, el tiempo, aún estando nublado, se ha portado medio bien y no ha llovido casi nada, por lo que hemos podido ver lo más importante de Kanazawa.



Esta entrada fue publicada en Japón 2008 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>